Desgravación Fiscal COVID-19: Cómo maximizar sus créditos de 2020

Por Angela Bao
Oct. 13, 2020
(Photo credit): Gettyimages.com/aaaaimages

Los expertos desglosan las disposiciones fiscales sobre el coronavirus que ayudan a las pequeñas empresas a maximizar los beneficios para combatir los efectos de la pandemia.

Después de que la pandemia COVID-19 golpeó a Estados Unidos y muchos estados y ciudades tuvieron que confinarse, el gobierno de Estados Unidos anunció una serie de medidas para ayudar a las pequeñas y medianas empresas a salir de esta crisis. Junto con la CARES Act que proporcionó préstamos perdonables a través del Paycheck Protection Program, el Presidente Trump firmó la Families First Coronavirus Response Act (Ley de Respuesta al Coronavirus de Familias Primero, FFCRA).

La FFCRA, que entrará en vigencia hasta el 31 de diciembre de 2020, requiere que ciertas pequeñas y medianas empresas proporcionen a los empleados licencia familiar pagada por enfermedad y ampliada, en caso de que ellos o uno de sus familiares enfermen con el coronavirus. Sin embargo, estas leyes también permiten que las empresas tomen un crédito fiscal reembolsable por cualquier enfermedad pagada relacionada con el COVID y/o licencia familiar que proporcionen a los empleados. Además, la CARES Act también incluye un crédito de retención de empleados para ciertos empleadores. A continuación, se muestra un desglose de cómo su negocio puede sacar el máximo provecho de estos créditos.

Desglose de EPSLA y EFMLEA

La FFCRA tiene dos disposiciones que se refieren a la licencia médica: la Emergency Paid Sick Leave Act (Ley de Licencia de Enfermedad Pagada de Emergencia, EPSLA) y la Emergency Family and Medical Leave Expansion Act (Ley de Expansión de Licencia Familiar y Médica de Emergencia, EFMLEA). Las disposiciones requieren que la mayoría de las pequeñas y medianas empresas con menos de 500 empleados, incluidas las organizaciones sin ánimo de lucro, proporcionen licencia familiar y por enfermedad pagada por ciertas razones relacionadas con la COVID, pero también permiten que las empresas reciban créditos fiscales totalmente reembolsables por salarios calificados relacionados con la licencia.

Bajo FFCRA, las empresas tienen que proporcionar lo siguiente para sus empleados:

  • Dos semanas, o hasta 80 horas de licencia por enfermedad pagada a la tarifa regular de pago del empleado, si el empleado no puede trabajar porque está en cuarentena debido a órdenes del gobierno federal, estatal o local, o por consejo de un profesional sanitario; y/o está experimentando síntomas de COVID y buscando un diagnóstico médico.
  • Dos semanas, o hasta 80 horas, de licencia por enfermedad pagada a dos tercios de la tarifa regular de pago del empleado, si el empleado necesita cuidar a alguien que está sujeto a cuarentena debido a órdenes del gobierno federal, estatal o local, o por consejo de un profesional sanitario; o si debe cuidar a un niño menor de 18 años cuya escuela o proveedor de cuidado infantil no está disponible debido a razones relacionadas con la COVID; o si el empleado está experimentando "cualquier otra condición sustancialmente similar."
  • Hasta 10 semanas adicionales de licencia familiar y médica ampliada pagada a dos tercios de la tarifa regular de pago del empleado, si un empleado necesita cuidar a un niño cuya escuela o proveedor de cuidado infantil está cerrado debido a razones relacionadas con la COVID. En este caso, el empleado debe haber sido empleado por el empleador durante al menos 30 días calendario para calificar.

Bajo la FFCRA, las disposiciones no se refieren a los trabajadores médicos y al personal de emergencia, dice Corey Walton, especialista en servicsio de asistencia a la comunidad y planificación de recursos del Departamento de Trabajo. La FFCRA cubre a los empleados a tiempo parcial, a tiempo completo y temporales, pero no se extiende a los empleados fuera de Estados Unidos.

Cálculo de salarios calificados bajo FFCRA

Para determinar cuál es su crédito fiscal, tiene que sumar la cantidad de licencia calificada que ha pagado, los gastos calificados del plan de salud y la parte del empleador del impuesto Medicare (1,45 por ciento de los salarios).

En primer lugar, debe determinar cuánto necesita pagar a sus empleados por su licencia calificada. Para ello, es necesario que sepa lo que cuenta como calificado bajo la FFCRA.

Walton dice que es más fácil desglosarlo en seis razones:

  1. El empleado está bajo órdenes locales, estatales o federales de poner en cuarentena, debido a la COVID-19.
  2. Un profesional sanitario ha aconsejado al empleado que se ponga en cuarentena debido a preocupaciones relacionadas con la COVID-19.
  3. El empleado está experimentando síntomas de COVID-19 y buscando un diagnóstico médico.
  4. El empleado está cuidando de alguien que está bajo órdenes locales, estatales o federales de poner en cuarentena debido a la COVID-19, o ha sido aconsejado por un profesional sanitario a poner en cuarentena.
  5. El empleado está cuidando a su hijo, debido a que la escuela o el proveedor de cuidado infantil del niño no están disponibles debido a la COVID-19.
  6. El empleado está experimentando cualquier otra condición sustancialmente similar a la definida por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.

Por razones uno, dos o tres, Walton dice que los empleadores deben pagar el 100 por cien de la tarifa de pago por hora del empleado. Si un empleado toma licencia por razones cuatro, cinco o seis, el empleador solo debe pagar dos tercios de esa tarifa. Por ejemplo, si un empleado gana $15 por hora, entonces recibiría los $15 por hora por cuantas horas haya tomado licencia bajo las razones uno, dos y tres. Si ese mismo empleado toma licencia por razones cuatro, cinco o seis, entonces el empleador solo deberá pagar $10 por hora.

Cada razón tiene un límite de cuánto puede reclamar una empresa como crédito fiscal. Por las razones de uno a tres, la remuneración total tiene un límite máximo de 511 dólares diarios, o 5.110 dólares en total. Por las razones de cuatro a seis, la remuneración total tiene un límite máximo de 200 dólares diarios, o un total de 2.000 dólares.

Walton señala que la tasa de pago es aplicable a la tasa de pago más alta posible, ya sea la tasa normal del empleado, el salario mínimo de la Fair Labor Standards Act (Ley de Normas Laborales Justas) o el salario mínimo estatal o municipal.

Los gastos calificados del plan de salud incluyen cuánto pagó una empresa para mantener un plan de salud grupal y "los montos de la porción del empleado del costo pagado con contribuciones de reducción salarial antes de impuestos" (no se incluyen las contribuciones de los empleados después de impuestos). Si patrocina varios planes, los gastos calificados se determinarán por separado dependiendo del plan en el que se encuentren los empleados.

Crédito de retención de empleados

Al igual que el Paycheck Protection Program, el crédito de retención de empleados se creó para alentar a las empresas a mantener a los empleados en nómina, dice Yolanda Ruiz, enlace con las partes interesadas del Internal Revenue Service.

"Eso (el crédito de retención de empleados) es totalmente reembolsable, lo que significa que los empleadores pueden aprovecharse de ello, incluso ahora", explica Ruiz. "Y pueden obtener un pago por adelantado del crédito."

Hay dos tipos de empleadores que son elegibles para el crédito:

  1. Un negocio que fue suspendido total o parcialmente en 2020 por orden gubernamental debido a la COVID-19 que limitó el comercio, los viajes o las reuniones grupales.
  2. Un negocio que experimentó una disminución significativa en los ingresos brutos (si sus ingresos brutos de un trimestre fueron inferiores al 50 por ciento del mismo trimestre en 2019).

“El crédito es el 50% de los salarios calificados de hasta $ 10,000, para un crédito máximo por empleado de $ 5,000 para el año 2020", afirma Ruiz. Sin embargo, señala que no todos los empleadores pueden reclamar el crédito de retención de empleados: las personas que trabajan por cuenta propia no pueden reclamarlo por sus propios servicios e ingresos, al igual que los empleadores locales, estatales o gubernamentales. Las empresas que han recibido un préstamo PPP tampoco pueden reclamar el crédito de retención de empleados, añade.

Para determinar los salarios calificados, los empleadores solo pueden usar los salarios pagados a los empleados desde el 13 de marzo de 2020 hasta el 31 de diciembre de 2020, que incluyen los costos del plan de salud calificado. Para las empresas con 100 o menos empleados, el crédito se basa en los salarios pagados a todos los empleados, independientemente de si prestaron o no servicios. Para las empresas con más de 100 empleados, el crédito solo se basa en los salarios pagados a los empleados por el tiempo que no estaban prestando servicios.

"La forma en que un empleador puede obtener un beneficio inmediato de este crédito es que usted puede tomar el crédito fiscal y reclamarlo contra los depósitos de impuestos de nómina que de otra manera se requieren hacer", comparte Ruiz. "Si el crédito excede estos depósitos, entonces usted presentaría un Formulario 7200, Pagos Anticipados de Créditos Empresarios.”

Ruiz da un ejemplo de un negocio que quiere tomar un crédito de $10.00 y tiene $ 15.000 de depósitos de impuestos de nómina que están obligados a hacer. "En este caso, el empleador puede aplicar el crédito contra los depósitos fiscales de $15.000, por lo que solo tendría que depositar $5.000", dice. "Pero en la situación en que el crédito es mayor que los depósitos de impuestos de nómina -digamos, por ejemplo, el crédito era de $15.000 y el depósito de [impuestos] de nómina era de $10.000- compensaría completamente los depósitos de [impuestos] de nómina y habría $5.000. Ahí es cuando usarías el Formulario 7200, para reclamar eso."

Aplazamiento de impuestos a empleadores

Aunque los aplazamientos de impuestos de los empleados no son un crédito, Ruiz dice que hacerlo realmente puede ayudar a una empresa con su flujo de efectivo durante este momento crucial.

“Como empleador, es posible que sepas que eres responsable de pagar la mitad de los impuestos del Seguro Social sobre los salarios de tus empleados, y eso es un 6,2 por ciento”, dice. “Bueno, la CARES Act dispuso que los empleadores puedan aplazar el depósito en el pago de este impuesto sin penalización, y esto se refiere a los salarios pagados desde el 27 de marzo de 2020 hasta el 31 de diciembre de 2020."

Ruiz añade que las empresas pueden utilizar este aplazamiento para todos los empleados, y que los trabajadores por cuenta propia también pueden aprovecharse de ello.

Cómo maximizar sus beneficios

En la mayoría de los casos, no puedes reclamar “beneficios dobles” para su negocio, dice Ruiz. Sin embargo, hay una manera de maximizar tus beneficios.

"Toma el aplazamiento de impuestos a empleadores primero, y luego toma la licencia de familia pagada y la licencia por enfermedad pagada en segundo lugar", aconseja, ya que el aplazamiento de impuestos del empleador se puede calcular antes de tomar cualquier otro crédito. Dado que las empresas que han recibido préstamos PPP no pueden recibir un crédito de retención de empleados, lo mejor es que tenga en cuenta el crédito de retención de empleados en último lugar.

Para obtener más información, visite nuestro página de continuidad comercial con los últimos recursos sobre cómo enfrentar esta pandemia.

Idear soluciones empresariales creativas durante la pandemia

ACERCA DE
Reach.Further


Reach Further de East West Bank es nuestra revista digital de negocios que lo conecta con oportunidades emergentes, y le ayuda a obtener una ventaja para tener éxito en los Estados Unidos e internacionalmente.

Descubra historias de vanguardia de la vida empresarial, consejos financieros para pequeñas y medianas empresas, y conocimientos profundos sobre negocios, comercio, finanzas, tecnología, estilo de vida y mucho más.

2018 Mejor Publicación Digital

Finalista en el prestigioso

Content Marketing Awards.

¡MANTÉNGASE ¡MANTÉNGASE!

Infórmese sobre las últimas noticias y tendencias de negocios.

SÍGANOS

¿TIENE PREGUNTAS? ENVÍENOS UN CORREO ELECTRÓNICO:

reachfurther@eastwestbank.com

CONOZCA A NUESTRO PERSONAL