Elise Buik: Dando un giro estratégico a United Way para ayudar a la comunidad durante la pandemia

Por Melody Yuan
Feb. 18, 2021
Pie de foto: Elise Buik, presidente ejecutiva de United Way of Greater Los Angeles, ayudando al equipo NASA JPL armar 400 kits de higiene para los vecinos sin hogar en 2019.

Cómo la organización sin ánimo de lucro United Way está dando un paso adelante para ayudar a la comunidad de L.A. golpeada por el COVID-19.

El impacto del COVID-19 en la comunidad de Los Ángeles y su población sin hogar ha sido inmenso. Antes de la pandemia, la mendicidad en el área metropolitana de Los Ángeles ya estaba creciendo en un 12.7% año tras año, con muchos experimentando mendicidad crónica. La pandemia agrega un golpe adicional: un artículo reciente porLos Angeles Times indica que las pérdidas masivas de empleo harán que las personas sin hogar se tripliquen para 2023.

United Way of Greater Los Angeles ha estado haciendo frente a este abrumador problema social, y generando rutas para salir de la pobreza desde su inicio en 1992. La organización sin ánimo de lucro es responsable de sacar a 45.000 de la mendicidad y hacia viviendas seguras, aumentando la tasa de preparación para la universidad en un 5.2%, y obteniendo más de $11 millones en devoluciones fiscales para hogares de bajos recursos en todo el país. La mujer que lidera este esfuerzo es Elise Buik, la primera presidente mujer y directora ejecutiva de United Way of Greater Los Angeles.

Buik se unió al equipo inicialmente en 1994, y desde entonces se ha dedicado a mejorar la calidad de vida para muchos angelinos. Bajo su liderazgo, la organización lanzó un plan de acción de 10 años llamado Creating Pathways Out of Poverty (Creando rutas para salir de la pobreza), que aborda asuntos críticos como acabar con la mendicidad proporcionando estabilidad de vivienda, mejorar los logros educativos y ayudar a las familias a obtener movilidad económica. East West Bank ha sido un socio y promotor de United Way of Greater Los Angeles por 25 años.

Buik habla con Reach Further acerca de cómo United Way ha tenido que dar un giro con la llegada del COVID-19, para garantizar que los programas continúen funcionando, a la vez que se protege a la comunidad, empleados y voluntarios.

¿Cuáles son algunos de los desafíos más grandes que usted y su equipo han tenido que superar con el COVID-19?

Sabes, cuando la pandemia apareció, teníamos tanta gente necesitada, especialmente personas que ya estaban en las calles. Y mientras que mi equipo y yo teníamos el lujo de trabajar desde casa y usar tecnologías como Zoom, para aquellos en las calles y en una carpa, el mundo simplemente se cerró.

Muchas de las familias con las trabajamos son trabajadores esenciales, muchos de ellos trabajan en supermercados o como conductores de entregas a domicilio. En los meses iniciales del COVID, las personas simplemente no podías conseguir suministros, así que estábamos inundados de solicitudes. Aún recuerdo que uno de nuestros aliados nos llamó llorando porque, aunque sus familias trabajaban todo el día para sostener a otros, ellos iban al supermercado y podían conseguir lo esencial como fórmula para bebés y papel higiénico. Todo se había agotado, así que cuando comenzó la pandemia, tuvimos que movilizar todo rápidamente para conseguir artículos como agua, desinfectante para manos y equipo de protección. Necesitábamos estos artículos no solo para las personas en situación vulnerable en cuanto a vivienda, sino para nuestros aliados que estaban en primera línea tratando de ayudar a las familias y a las personas.

Organizamos un teletón virtual, y fue simplemente maravilloso ver lo rápido que todos se movilizaron. Organizaciones como East West Bank y otras compañías respondieron al llamado de inmediato. Pero fue una respuesta inmediata para satisfacer las necesidades básicas de la gente.

Una vez que pasó esa fase de respuesta inmediata, empezamos a asumir problemas más grandes de ayudar a los estudiantes y a los padres con el aprendizaje a distancia, y ayudar a los trabajadores que habían sido desplazados, o que no eran elegibles para ayuda federal. Ahora, estamos empezando a movernos para ayudar a las personas que no tienen viviendas seguras. También estamos revisando una ayuda de alquiler porque no queremos que más personas queden sin hogar. Así que, como pueden ver, las necesidades están cambiando, pero el impacto de la pandemia aún sigue muy vigente.

¿Cómo ha sido el giro que ha dado United Way para enfocarse en otras emergencias inmediatas dentro de la crisis de mendicidad?

Yo diría un par de cosas. Una es que la pandemia expuso la vulnerabilidad de las comunidades, especialmente las comunidades negras y morenas, y creo que a medida que las organizaciones empezamos a ver más de cerca la equidad racial, estamos muy atentos a ese diálogo. Creo que ahora nos estamos enfocando en el hecho de que las personas están perdiendo sus empleos. Es una espiral donde si enferman, no pueden trabajar. Entonces, si pierden su empleo, no pueden pagar su alquiler. Así que, en United Way, estamos empezando a concentrarnos por primera vez en mantener a las personas en una vivienda. La iniciativa se llama Everyone In, con una estrategia integral que aborda otros problemas sociales, tales como acceso a capital, aumentos de salario, tratamientos de salud mental, capacitación laboral y grupos de apoyo.

También estamos viendo cómo estamos enfrentando problemas más allá de la pandemia, especialmente movilidad económica para estas comunidades. Toda la dinámica de trabajo ha cambiado, y muchos trabajos en algunas industrias no van a regresar. Así que ¿cómo vamos a retener a esos trabajadores para las diferentes industrias? Tenemos una comunidad tan vibrante de inmigrantes en esta región, y muchos de ellos son empresarios, y los hemos escuchado pedir acceso más fácil a capital. Así que hay nuevas ideas y áreas que estamos visualizando para ayudar a esta comunidad a superar la pandemia.

Esta es otra cosa inmediata en la que estamos trabajando en Sacramento: estaremos lanzando un fondo de impacto de vivienda usando inversiones privadas filantrópicas y de caridad. Estamos perdiendo la vivienda asequible a una velocidad récord en vecindarios que están siendo gentrificados. Los alquileres están subiendo, y el apartamento más barato que la gente puede encontrar en este momento es de $1.600 por mes, y eso simplemente no es sostenible. Para combatir esta tendencia, estamos buscando dinero privado para estimular la innovación y construir unidades asequibles a menor precio y más rápido, y estamos averiguando cómo lograr que el sector público adopte eso, y cómo podemos cambiar las leyes en todos los niveles del gobierno para acelerar este proceso.

“Hay algunos problemas grandes en esta región y esos problemas requieren grandes soluciones. Realmente hay que ver el panorama completo para un cambio a largo plazo, y realmente unir a la comunidad”.

-Elise Buik

Elise Buik speaking at the podium at an Everyone In campaign before the pandemic

East West Bank ha estado involucrado con la campaña de dar en el trabajo por 25 años, entregando colectivamente más de $11 millones a United Way para ayudar a empoderar a los angelinos. ¿Cuál ha sido el impacto de esta alianza?

. Lo que es sorprendente para mí acerca de este banco es su enfoque en ayudar a las personas cuando hay un llamado por necesidad, y también su disposición para ayudarnos a trabajar en problemas más grandes que pueden resolver el problema. Esto ocurre con la participación de sus empleados hasta los niveles más altos de su administración.

¿Cómo cree que puede ocurrir un cambio importante en Los Ángeles para abordar estos abrumadores problemas sociales?

Hay algunos problemas grandes en esta región, y esos problemas requieren grandes soluciones. Realmente hay que ver el panorama completo para un cambio a largo plazo, y realmente unir a la comunidad. Para nosotros, esa es la comunidad empresarial, la filantropía y vecindarios comunitarios y el sector público, y así es como obtenemos cambios cuando la comunidad se alinea en torno a una visión compartida.

La riqueza de nuestra región es nuestra diversidad, y eso incluye todos los niveles de diversidad. Si las personas están siendo sacadas de la región por los precios, y no podemos trabajar aquí, vamos a volvernos muy homogéneos y eso simplemente no es bueno para nuestro futuro. Me asusta pensarlo, y también pensar en que empeore la crisis de mendicidad. Creo que ese es el tire y afloje con el que la comunidad no corresponde. Los alquileres han subido dramáticamente, casi se han duplicado, y si queremos saber por qué nuestra crisis de mendicidad está aumentando, ese es un factor importante de ello.

En 2022 será el 100º aniversario de United Way, y 2021 es nuestro 25º año aliados con East West Bank. Cuando miramos atrás en nuestra historia y vemos todo lo que hemos hecho juntos, nos sentimos muy orgullosos porque ha sido un viaje absolutamente lleno.

Campamento de finanzas: Cómo Enseñar a sus Hijos cómo Ahorrar Dinero

ACERCA DE
Reach.Further


Reach Further de East West Bank es nuestra revista digital de negocios que lo conecta con oportunidades emergentes, y le ayuda a obtener una ventaja para tener éxito en los Estados Unidos e internacionalmente.

Descubra historias de vanguardia de la vida empresarial, consejos financieros para pequeñas y medianas empresas, y conocimientos profundos sobre negocios, comercio, finanzas, tecnología, estilo de vida y mucho más.

2018 Mejor Publicación Digital

Finalista en el prestigioso

Content Marketing Awards.

¡MANTÉNGASE ¡MANTÉNGASE!

Infórmese sobre las últimas noticias y tendencias de negocios.

SÍGANOS

¿TIENE PREGUNTAS? ENVÍENOS UN CORREO ELECTRÓNICO:

reachfurther@eastwestbank.com

CONOZCA A NUESTRO PERSONAL