Cambios pandémicos: Tommy’s Mexican Restaurant
Cómo Construir una Relación Sólida con su Banco

Two Guys from Italy: Amor y Pizza en Tiempos de COVID

Por Yulia Idemenko
Dec. 10, 2020
Jerry Rossi, dueño de Two Guys from Italy. (Photo credit): images from @twoguysfromitalyglendale

Cómo una pizzería del vecindario devuelve el favor donando comidas a trabajadores de primera línea y a escuelas, además de seguir sirviendo a la comunidad después de más de 20 años

Cuando entra en Two Guys from Italy, una pizzería local ubicada en Glendale, Calif., una de las primeras cosas que notarás es la abundancia de premios de Agradecimiento en sus paredes. Entre la gran cantidad de fotos y certificados que dicen, “A nuestro patrocinador, Two Guys from Italy,” e incluso una bandera plegada de los Estados Unidos traída de Afganistán por un piloto que voló en la guerra como reconocimiento por haber apoyado a su organización, observará que el nombre Jerri Rossi se repite muchas veces. Y entonces conoces al mismo Rossi, restaurador y propietario de esta franquicia cadena de pizzerías que ha permanecido en Glendale por casi tres décadas.

Rossi se sentó con nosotros para hablar sobre su negocio, conversar acerca de los retos por los que ha pasado durante la pandemia, compartir las contribuciones caritativas que ha hecho para la comunidad y, por supuesto, hablar de comida.

La historia de Two Guys

Two Guys from Italy fue fundada originalmente por Joseph Calderone y Luigi Devito. Con el paso de los años, esta pizzería se convirtió en una exitosa franquicia que ofrece una variedad de platos italianos clásicos hechos de forma casera.

“Compré esta franquicia hace más de 30 años,” comenta Rossi. “Al principio nos encontrábamos en otra ubicación, pero entonces encontré este sitio en Glendale, el cual luego remodelé y arreglé. Nos mudamos del local antiguo a la nueva ubicación de un día para otro, que para nosotros fue un gran paso, y tuvimos que empezar de cero otra vez.”

Por suerte, Rossi era un apasionado de su negocio y sabía cómo hacerlo exitoso. “Servir buena comida, ayudar a la comunidad y llevar a cabo muchas recaudaciones de fondos fueron sólo cosas que vinieron de forma natural,” según nos continúa diciendo.

Two Guys from Italy sirve un extenso menú de genuina comida italiana y ofrece un ambiente auténtico que recuerda a una pizzería italiana. Para aquellos con sensibilidades alimenticias, el restaurante les ofrece alternativas.

En lo que respecta al plato insignia del restaurante, Rossi afirma: “Las pastas. Son muy buenos, porque todo lo que hacemos lo hacemos de forma casera – albóndigas, salchichas, marinara – y lo hacemos de la manera tradicional.”

A través de los años, el restaurante ha construido una base de clientes fidelizada que no sólo vuelve para darse el gusto de la comida italiana casera, pero que también los contrata para servir comida en ocasiones especiales. La pizzería igualmente tiene un salón de banquetes, que fue usado para alojar eventos especiales como cumpleaños, bodas, baby showers, reuniones familiares o eventos de empresa, antes del COVID.

“Siempre he sentido una gran pasión por esto, y sabía cómo impulsar el negocio, lo que en efecto hice. Servir buena comida, ayudar a la comunidad y hacer muchas recolecciones de fondos fueron sólo cosas que vinieron de forma natural.”

-Jerry Rossi

Jerry Rossi al lado de la pared con certificados de reconocimiento

Operar en negocio en la pandemia

Desde permisos laborales a despedir empleados, a sencillamente detener todas sus operaciones, nunca ha sido más difícil para las pequeñas empresas sobrevivir como lo es ahora. Según Business Wire, más del 43% de los negocios encuestados informaron que la pandemia ha tenido un grave impacto en la operaciones, siendo las pequeñas empresas las que más han sentido el golpe. Notablemente, el sector de servicios de Alojamiento y Comida fue uno de los más seriamente afectados. El distanciamiento social, las restricciones obligatorias a las operaciones, el aumento de procedimientos sanitarios y el cambio en el comportamiento de los consumidores han creado retos para muchos restaurantes y han hecho que muchos propietarios de negocios se pongan en modo supervivencia.

“La pandemia nos ha golpeado muy fuerte, especialmente en las primeras semanas,” afirma Rossi. “Una vez que nos dimos cuenta de que esto es algo serio, cerramos el restaurante. La gente estaba asustada. Nadie venía ni quería que les llevásemos comida.”

Como resultado, su negocio se redujo a la mitad. Con el tiempo, el volumen de órdenes para recogida y entrega de comida comenzó a mejorar otra vez. “La gente tiene que comer, ya sabes,” comenta.

Desde el comienzo del COVID-19, Rossi intentó mantener a la mayor cantidad posible de sus empleados y de darles el mayor número de horas que podía. “Los únicos que fueron retirados fueron los mesoneros, porque no servimos comida dentro del restaurante,” explica Rossi con pesar. “Aparte de eso, tengo a todos mis empleados, y sigo contratando. Estamos buscando un cocinero adicional.”

Rossi añade que actualmente hace de todo, desde cocinar y atender los teléfonos hasta encargarse del marketing del restaurante. “Si no lo hago, tendría que cerrar las puertas,” dice. “Sólo trato de hacer lo posible por sobrevivir durante este período de tiempo.”

Préstamo PPP al rescate

Como muchos otros negocios que necesitaban una inyección de efectivo mediante ayudas del gobierno, Rossi obtuvo un préstamo del Programa de Protección de Pagos (PPP por sus siglas en inglés) (PPP) con la ayuda de East West Bank, del que ha sido cliente por más de 15 años.

“East West me ayudó con mucha rapidez. Yelena Krikorian, subgerente de sucursal, me llamó una noche diciendo, ‘Jerri, tenemos que hacer esto,” afirma Rossi. “Fue algo muy amable de su parte. Han estado trabajando a todas horas, asistiendo a negocios como el mío a solicitar el préstamo – y ha sido de gran ayuda. Aún cuando el préstamo PPP sigue siendo un préstamo que tienes que devolver, sin él no creo que hayamos podido sobrevivir.”

Retribuyendo a la comunidad

A pesar de las dificultades económicas por las que Two Guys está pasando actualmente, Rossi no se ha apartado de las obras benéficas y ha estado apoyando a la comunidad local y donando comida a trabajadores de primera línea desde el comienzo de esta pandemia.

“Todo comenzó cuando un cliente quería donar comida a los trabajadores hospitalarios. Eso me inspiró y dije, `Lo que vayas a donar tú, yo también lo donaré y lo añadiré’” dice Rossi.

Empezó a aportar comidas adicionales basándose en el porcentaje de su presupuesto, empaquetando la comida en raciones individuales y entregándola a trabajadores de primera línea. Al hospital le gustó tanto la idea que comenzaron a darle el número de teléfono de Rossi a personas que querían donarle comida a las enfermeras. Después de que Rossi lo mencionase en Facebook, más y más gente empezaron a contactarlo. “Entonces lo vieron los padres y administradores de escuelas, y comenzamos a hacerlo para los maestros,” añade. Cuando se corrió la voz en las redes sociales, otros clientes y restaurantes hicieron lo mismo.

“Esto es increíble,” dice Rossi, “Todas estas personas se unieron para aportar algo a cambio.”

Además de entregar comidas a enfermeras y doctores de Adventist Health Glendale, Rossi también donó comidas al Departamento de Policía de Glendale, a maestros y administradores de Wilson Middle School y a cerca de 250 personas en el Centro Sanitario y de Rehabilitación de Burbank, entre otras organizaciones.

“Lo hice porque sentía que tenía que ayudar,” afirma. “Esta es tu comunidad, que siempre te ha respaldado. Y tienes que apoyarla cuando te necesita. Lo haría otra vez si tuviese que hacerlo. No por publicidad ni por lucirme, simplemente porque de verdad quiero ayudar.”

Pero la pandemia no ha sido lo único que ha impulsado las acciones benéficas de Rossi; él ha estado retribuyendo a la comunidad durante años apoyando a escuelas, obras benéficas y equipos deportivos juveniles.

Jerry Rossi donando comidas a maestros y administradores en Wilson Middle School

Dos veces al año, los padres de Wilson Middle School pueden comprar un certificado de Two Guys para el “Día de Hacer tu Propia Pizza,” donde se les enseña a los niños a hacer sus propias pizzas en el restaurante. “Se ponen gorros de cocinero y delantales, y a los padres les encanta,” dice Rossi. Rossi le dona los ingresos de los certificados a la propia escuela.

Rossi también ha sido un gran colaborador de Glendale High School, y ha sido reconocido por sus contribuciones en la cartelera de la escuela muchas veces. Además, tiene un gran número de placas con los nombres de los equipos deportivos juveniles a los que ha apoyado exhibidos con orgullo en la entrada de su restaurante. Una vez, un padre de Glendale lo vio usando su camiseta de Two Guys en una reunión de AAA y se acercó a Jerri para agradecerle por sus donaciones al equipo de futbol de su hijo.

“La verdad es que…soy parte de Glendale, una parte de la comunidad a la que amo y quiero dar mi apoyo,” afirma Rossi.

Para obtener más información, visite nuestro página de continuidad comercial con los últimos recursos sobre cómo enfrentar esta pandemia.

ACERCA DE
Reach.Further


Reach Further de East West Bank es nuestra revista de noticias de negocios que lo conecta con oportunidades emergentes en los Estados Unidos y China, y le ayuda a obtener una ventaja para tener éxito.

Descubra historias de vanguardia y vida empresarial, consejos financieros para pequeñas y medianas empresas, y conocimientos profundos sobre negocios, comercio, tecnología, innovación, entretenimiento, estilo de vida y mucho más en los Estados Unidos y China.

2018 Mejor Publicación Digital

Finalista en el prestigioso

Content Marketing Awards.

¡MANTÉNGASE ¡MANTÉNGASE!

Infórmese sobre las últimas noticias y tendencias de negocios.

SÍGANOS

¿TIENE PREGUNTAS? ENVÍENOS UN CORREO ELECTRÓNICO:

reachfurther@eastwestbank.com