Skip to main content


Diálogos

Del campo de batalla a los negocios: Cómo un veterano halló el éxito

November 08, 2018
Joshua Gonzalez en un período de servicio en Irak
(Photo credit): Joshua Gonzalez

Un veterano de Irak aprovecha su experiencia en un nicho para lanzar un negocio que honra a sus compañeros soldados.

Comenzó como una forma de mantener su cabeza ocupada. Joshua Gonzalez, exsargento del Ejército de los Estados Unidos que sirvió durante dos períodos de servicio en Irak en el 2003 y 2005, necesitaba algo más en qué pensar o para hacer para hacer frente a las secuelas de la guerra.

La primera vez que Joshua fue desplegado a Irak, los dispositivos explosivos improvisados (IED, por sus siglas en inglés) todavía no eran tan conocidos como hoy en día. Tal como el nombre sugiere, los IED son bombas "caseras" diseñadas para destruir y/o incapacitar vehículos y personal, a menudo con lo que el Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU. Denomina "mejoras" como clavos y vidrio, lo que puede aumentar la cantidad de metrallas en una explosión.

"Era algo nuevo que surgía de Irak", dice Joshua. "Perdí a varios de mis amigos allí".

Si bien a los soldados que sobrevivieron se les dio algo de tiempo para hacer el duelo después de estas pérdidas, Joshua dice que todos debían superarlo y continuar con sus deberes. "Era realmente una lucha salir adelante", explica. "Todavía había una misión que cumplir ahí. Igualmente había que actuar. Estaba bien cuando nos daban un breve descanso para hacer frente a eso, pero luego había que volver a la acción". Combinado con el estrés de preguntarse constantemente quién es el enemigo, preocuparse de dónde provendría el siguiente ataque, no sorprende que su mente todavía tenga recuerdos de esos tiempos, incluso más de una década después.

A veces le sucede cuando está conduciendo. Cuando no está pensando en el trabajo o la familia, su mente vuelve a esa época, con la confusión y la pura suerte de sobrevivir. "Si mi mente no está pensando en algo, esos recuerdos vuelven", comparte Joshua. "Cada vez que estas imágenes aparecen y estos recuerdos vuelven a mi mente, reacciono rápidamente y digo: 'Gracias a Dios que estoy aquí', porque hay muchos soldados que no sobrevivieron".

“Cada vez que estas imágenes aparecen y estos recuerdos vuelven a mi mente, reacciono rápidamente y digo: "Gracias a Dios que estoy aquí", porque hay muchos soldados que no sobrevivieron”.

-Joshua Gonzalez

Joshua Gonzalez en Irak
(Photo credit): Joshua Gonzalez

Inició American Veteran Contracting Solutions (AVCS, por sus siglas en inglés) como una forma de mantener su mente ocupada y a la vez brindar tributo a los soldados que dieron sus vidas por su país. Si bien hacer lápidas para veteranos podría sonar macabro, Joshua lo ve como una manera de honrar a sus camaradas por su sacrificio.

"Lo tomo como algo realmente personal", explica Joshua. "Al ser un veterano de guerra, entiendo el patriotismo. Poder salir del ejército, y, años después, comenzar este negocio, es muy significativo. La sepultura es el último rito de los soldados. Ser capaz de participar en esto significa todo para mí. Después de luchar en una guerra y servir a este país, mi empresa puede contribuir en su lugar de eterno reposo".

El lanzamiento de American Veteran Contracting Solutions

El tío de Joshua, Marco Gonzalez, se acercó a él por primera vez con la idea de iniciar AVCS después de asistir a una conferencia y notó el stand de veteranos. En ese entonces, a Joshua lo habían rechazado de un trabajo en la patrulla fronteriza debido a sus problemas de audición, y estaba buscando otras opciones para trabajar.

"Marco se me acercó y me dijo: 'Mira, tienes que ver esto. Hay una gran oportunidad para empresas de veteranos incapacitados en servicio'", cuenta Joshua. Si bien su tío había estado en el negocio de la piedra durante 30 años, principalmente trabajando con vendedores minoristas importantes (Marco cofundó GBI Tile & Stone), Joshua dijo que ellos no tenían idea de cuántas oportunidades había en la industria provenientes del gobierno.

"Comenzamos a ver todos estos proyectos en granito y mármol, y entonces dijimos: 'Tenemos experiencia en esto, hagámoslo'", continúa Joshua.

La línea de crédito como la base del éxito

Una vez que pusieron a rodar la bola, AVCS despegó, y rápido. En mayo de 2017, Joshua y Marco comenzaron a elaborar planes de negocio juntos y, en septiembre de ese mismo año, lanzaron las operaciones con la ayuda de Jeff Jonas, el socio comercial de Marco en GBI.

"Literalmente, pasamos de correr por la pista de aterrizaje al despegue", dice Marcos con una risa. "Hablo en general, pero fue grandioso trabajar con Ming, Thomas y el equipo (de East West Bank). Logramos acceder a una línea de crédito que nos ayudó a financiar este crecimiento. El banco ayudó a que nuestra empresa despegara".

El primer paso crítico, tal como Marco lo describe, fue obtener el soporte financiero correcto. Ming Dai, primer vicepresidente y gerente de banca comercial de East West Bank, ayudó a AVCS a obtener una línea de crédito del banco para respaldar su rápido crecimiento, que fue necesaria, ya que en el plazo de un año tomaron dos contratos con el gobierno. Dai, Marco y Jeff han trabajado juntos por más de 10 años, y Dai fue la primera persona a la que acudieron cuando AVCS necesitó servicios financieros.

"Al ser un veterano de guerra, entiendo el patriotismo. Poder salir del ejército, y, años después, comenzar este negocio, es muy significativo”.

-Joshua Gonzalez

Mitchell, Joshua and Marco Gonzalez
(De izquierda a derecha): Mitchell, Joshua y Marco Gonzalez. (Photo credit): Joshua Gonzalez

Joshua y Marco no solo presentaron un modelo sólido de negocio, sino que Dai también reconoció una alineación en los principios con AVCS. "East West Bank es una entidad que tiene un espíritu emprendedor", explica Dai. "Este es nuestro legado. Nuestra actividad principal está dirigida a pequeñas y medianas empresas".

Marco añade que el equipo de AVCS ve a East West Bank no solo como socios estratégicos, sino que también como amigos. "Algo que siempre nos trajeron fue ir más arriba y más allá con nuestros negocios", cuenta Marco. Dai y su equipo incluso viajaron con Marco y su socio comercial de GBI a China para ayudarlos con las negociaciones. "Siempre estuvieron a la par nuestra, y lo digo sinceramente", dice Marco.

"Como Marco dijo, todo comenzó con East West Bank", agrega Joshua. "Si nunca hubiéramos tenido esa base para comenzar, probablemente no estaríamos donde estamos actualmente".

Tanque militar en las calles de Irak
(Photo credit): Joshua Gonzalez

Las operaciones globales y sus desafíos

Si bien los contratos son nacionales, sus operaciones comerciales pueden llevarlos a todo el mundo. Junto con las dificultades logísticas de llevar una lápida de 230 libras hasta su ubicación deseada, el equipo de AVCS a menudo debe enviarlas a lugares alejados o remotos, como residencias personales en el medio de Alaska o países lejanos como Ucrania.

"El desafío ha sido básicamente trasladar todas estas lápidas todo el tiempo", explica Mitchell Gonzalez, gerente de operaciones de AVCS y primo de Joshua. "No es algo que pueda enviarse en un camión de UPS. Para nosotros, lo importante es tratar de anticiparnos a los hechos".

Nos ha demandado cierta creatividad en las maniobras y directamente suerte para llevar algunas lápidas hasta sus destinos. Cuando tuvieron que enviar la lápida a una casa en Alaska, Mitchel cuenta que ninguna de las empresas de fletes estaba dispuesta a llevarla hasta allí. "Finalmente, nos pusimos en contacto con alguien en el aeropuerto a quien convencimos de que lo haga como un favor para nosotros", continúa Mitchell. "Nos dijo: 'Yo también soy veterano. Esta es una lápida de un veterano. Tan solo háganmela llegar hasta el aeropuerto, la pondré en la parte trasera de mi camión y la llevaré hasta allí". Un par de veces como esa, tuvimos algunos veteranos que ayudaron a otros veteranos y colaboraron con nosotros para llevar (las lápidas) para ellos".

Otras veces, los obstáculos vinieron de la madre naturaleza. Marco cuenta que, recientemente, un soldado ha sido asesinado en acción en Afganistán, y debían enviar una lápida de inmediato. Sin embargo, en ese momento, el huracán Florence estaba llegando, lo que hizo que hubiera demoras y vuelos cancelados.

Joshua Gonzalez en Irak
(Photo credit): Joshua Gonzalez
“Saber que... el soldado murió en otro país, y ser capaces de colocar ese hito en su último hogar, significa mucho”.

-Joshua Gonzalez

"Estábamos haciendo el grabado, que es el paso final de la lápida, en Crestview, justo en la península de Florida", explica Marco. "El huracán azotó justo sobre Florida". El equipo de AVCS buscaba cualquier opción para enviar la lápida hasta su destino en Virginia a tiempo, pero no surgió ninguna. Al final, decidimos volar rodeando el huracán, aterrizar al norte de Virginia, y conducir el resto del camino, y entregamos 24 horas antes de tiempo. "Haremos todo lo que sea necesario para entregar la lápida a tiempo para la familia", agrega Marco.

"Saber que... el soldado murió en otro país, y ser capaces de colocar ese último hito en su último hogar, significa mucho", enfatiza Joshua. "Fue como traerlo a casa desde un país diferente en el que murió, luchando por este país. Ser capaces de colocar la lápida allí, y que este sea el lugar donde descansará para siempre, es impresionante para mí".

Gratificar a los veteranos

Con su base para él éxito solventada y las operaciones en condición estable, Joshua cree que ahora es el momento en que pueden comenzar a pensar en expandir la empresa y devolver algo a la comunidad.

Mitchell dice que un paso podría ser brindar soporte para la transición a la vida en EE. UU. para los veteranos. "Cuando las personas vuelven del extranjero, es difícil para ellas encontrar trabajos y volver de un estilo de vida y una mentalidad totalmente diferentes", explica. "Hay algunas organizaciones por aquí que ofrecen ese tipo de ayuda con esa transición en el condado de Orange a las que haremos donaciones e intentaremos ayudar tanto como podamos".

Además de ayudar a los veteranos de esa manera, Marco, Joshua y Mitchell también buscan asociarse con obras de beneficencia que podrían encontrar útil la experiencia de AVCS.

"Como estamos en el negocio de la piedra, hay obras de beneficencia que construyen casas para ellos", explica Joshua. En particular para veteranos que hayan sido lesionados y/o incapacitados en servicio, Joshua considera que ayudar a proporcionarles una casa hermosa sería una manera ideal de retribuirles y darles una bienvenida a casa. "Quizás podemos suministrar todas las superficies rígidas, el granito y el mármol. Podemos fabricarlas de la manera que deseen, en la cantidad de piezas que deseen. Creo que eso sería muy importante".